lunes, 3 de febrero de 2014

¿Qué necesita un hombre para ser feliz? Una investigación que tomó 75 años lo revela. Hombres felices. "Happy Men"

Se trata del estudio más largo y complejo de la historia: comenzó en 1938, de la mano de especialistas de la Universidad de Harvard, con el objetivo de identificar cuáles son los factores más determinantes en la felicidad del hombre. Conocé en esta nota algunas de las conclusiones a las que arribaron los expertos


En 1938 un equipo de especialistas de la Universidad de Harvard inició una investigación que se convertiría en el estudio longitudinal más prolongado en materia de desarrollo humano. El propósito del estudio, que contó con un total de 268 participantes, era identificar las variables que mayor incidencia tienen en la felicidad del hombre.

El increíble rango de factores psicológicos, antropológicos y físicos que tuvieron en cuenta los especialistas incluyó el tipo de personalidad del participante, pasando por su coeficiente intelectual y sus hábitos de consumo de alcohol, hasta sus relaciones con sus familiares. Sin dudas fue un estudio exhaustivo que permitió relevar una gran cantidad de información.

George Vaillant, director del estudio por más de tres décadas, publicó recientemente los resultados del estudio en un libro denominado “Triumphs of Experience”. En el libro podemos conocer muchas de las conclusiones a las que arribaron los especialistas detrás de este estudio.


Los descubrimientos

Como es de imaginar, los descubrimientos que resultaron de esta investigación son numerosos, aunque uno de los más significativos tiene que ver con el alcoholismo: de acuerdo a los datos manejados por los especialistas, el alcoholismo se presenta como la principal causa de divorcio, superando ampliamente a otras variables. El alcoholismo fue vinculado a casos de neurosis y depresión (que por lo general se desarrolla como consecuencia del abuso en la ingesta de bebidas alcohólicas). El alcoholismo, junto al consumo de tabaco, se convierte en la primera causa de morbilidad y muerte.

En relación a los ingresos, no se registraron grandes diferencias entre los ingresos máximos obtenidos por hombres con un coeficiente intelectual de entre 110 y 115 puntos y hombres con un CI superior a los 150 puntos. En cuanto a la vida sexual, uno de los descubrimientos más fascinantes es que las personas liberales tienen más sexo con el paso de los años. La ideología política no se identificó como una variable con gran incidencia en la satisfacción general en la vida, pero los hombres más conservadores presentaban una tendencia a eliminar su actividad sexual rondando los 68 años, mientras que los más liberales mantenían una vida sexual activa incluso pasando las ocho décadas de vida.

En su libro, Vaillant repasa algunos factores con mayor frecuencia que otros: uno de los vínculos que tiene mayor presencia en la publicación es la fuerte correlación entre la calidez de las relaciones personales y la salud y la felicidad en los años posteriores. El director del estudio durante más de 30 años señala que las personas con mejores relaciones personales presentaron una clara tendencia a ser más exitosos profesionalmente y lograr una mejor remuneración salarial.


Uno de los descubrimientos más relevantes tiene que ver con el impacto que tiene la relación de los hombres con su madre en la calidad de vida del individuo. En este sentido, explica que los hombres que tuvieron una infancia marcada por una relación estrecha y cálida con sus madres presentaban un ingreso promedio superior que el de aquellos varones que no recibieron los mismos cuidados. Los hombres que tuvieron relaciones pobres con sus madres eran además mucho más propensos a desarrollar demencia durante sus últimos años de vida.

Las relaciones con los padres también mostraron tener su impacto: aquellos varones que admitieron haber tenido una buen relación con sus padres presentaban una tendencia a tener menores índices de ansiedad durante la adultez y una mayor satisfacción con su vida en general.

En palabras del mismo Vaillant, luego de 75 años de estudio y más de 20 millones de dólares invertidos en la investigación, la conclusión más importante a la que llegaron es que “la felicidad es el amor”.


Por: Salud.com.ar
Fotografìas: Web
Arreglos: Alberto Carrera

No hay comentarios:

LinkWithin