viernes, 27 de junio de 2014

Disfunción Eréctil - Sexual Disorders "Erectile Dysfunction"

Ciertos cambios en el estilo de vida pueden ayudar a prevenir el trastorno o mejorar la vida sexual.

La existencia de fármacos para la disfunción eréctil no supone que el tratamiento para los trastornos sexuales deba empezar y terminar con ellos, señalan expertos de la la Escuela de Medicina de Harvard, en Estados Unidos.


"Es importante saber que muchos hombres pueden mejorar e incluso revertir la disfunción eréctil realizando cambios simples en su estilo de vida, como perder peso extra y dejar de fumar, que además potencian la salud global y reducen las posibilidades de desarrollar diabetes, enfermedad cardiovascular y síndrome metabólico", indican los especialistas en un artículo publicado en el blog de salud de la institución estadounidense.

La disfunción eréctil puede producirse por muchas razones, entre ellas por una causa tan simple como el efecto secundario de una medicación en particular. Sin embargo, en alrededor del 75% de los hombres la causa es más compleja, señalan los facultativos de Harvard. Los problemas de erección pueden ser el resultado de una enfermedad vascular, neurológica, diabetes o tratamientos o cirugías asociados a la próstata.

Sea cuál sea el motivo del trastorno, los profesionales de la institución americana apuntan los siguientes consejos para mejorar la salud sexual:


Comenzar a caminar: según un estudio de la Universidad de Harvard, caminar sólo 30 minutos al día se vinculó con un descenso del 41% en el riesgo de padecer disfunción eréctil.

Otra investigación sugiere que el ejercicio moderado puede ayudar a restablecer el rendimiento sexual en los hombres de mediana edad obesos con problemas de erección.


Comer bien: en el Estudio de Envejecimiento Masculino de Massachusetts, comer una dieta rica en frutas, vegetales, productos integrales y pescado, con menos carne roja y procesada y menos productos refinados, disminuyó la probabilidad de disfunción eréctil. Otro consejo: una deficiencia crónica en vitamina B12 podría contribuir al trastorno.


Prestar atención a la salud vascular: la presión arterial alta, los niveles elevados de azúcar en sangre, el colesterol y los triglicéridos elevados pueden dañar las arterias del corazón (provocando ataques cardiacos), del cerebro (causando ictus) y conducir a disfunción eréctil. Los niveles bajos del colesterol bueno y una cintura cada vez más abultada también contribuyen a los problemas cardiovasculares y al mal funcionamiento sexual.


Adelgazar y mantenerse delgado: una cintura en forma es una buena defensa, señalan los expertos de Harvard. Un hombre con una cintura de 106 centímetros es un 50% más propenso a tener disfunción eréctil que uno con 81 centímetros, apuntan los especialistas. Conseguir un peso saludable y conservarlo es una buena estrategia para evitar o superar la disfunción eréctil.


Fortalecer la pelvis: un suelo pélvico fuerte aumenta la rigidez durante las erecciones y evita que la sangre deje el pene al presionar sobre una vena clave. En un ensayo británico, tres meses de ejercicios de Kegel en dos sesiones diarias, que servían para fortalecer estos músculos, combinados con retroalimentación física y consejos sobre cambios en el estilo de vida, como dejar de fumar, perder peso y limitar el alcohol, se obtuvieron beneficiosos resultados.


Por > Doctorvid.com
Imegenes: Web

No hay comentarios:

LinkWithin