miércoles, 20 de agosto de 2014

La identidad y su peso sobre la salud psíquica y emocional. El origen de todos. "The identity and weight on the mental and emotional health. The origin of all"

Un experto habla sobre la importancia de conocer el propio origen y brinda consejos a quienes resuelven adoptar sobre cómo abordar el tema.


“La identidad la constituyen -ante todo- el nombre, el apellido y la familia, ya que es el primer núcleo social con el que convivimos desde que nacemos y es constructora de valores trascendentes” , define el doctor Roberto Ré, médico psiquiatra y director de Red Sanar.

Según destaca el especialista, la familia es maestra y orientadora de la vida emocional, de solidez y estabilidad de los sentimientos, desde ese lugar es la creadora de nuestra identidad.

“A su vez, la persona configura su identidad con su carga genética, con su carga ambiental desarrollada a través de la biografía de su propia existencia, con su personalidad, con su mente y su mentalidad, y con la reacción-respuestas emocionales inoculadas a través del aprendizaje de vida”, añade.

- ¿Qué rol cumple la identidad sobre la salud psíquica y emocional de la persona?
- Hay una frase de Erich Fromm que me encanta para explicar este tema: "Esta necesidad de un sentimiento de identidad es tan vital e imperativa, que el hombre no podría estar sano si no encontrara algún modo de satisfacerla".

La primera pregunta que nos hacemos los seres humanos es “¿Quién soy yo?”, es una cuestión básica y sumamente importante ya que nos define, y sabiendo quiénes somos es que podemos desarrollar nuestra vida en libertad.

La segunda pregunta que nos hacemos los seres humanos es “¿Con quién estoy yo?”, es decir, somos seres vinculares y esto también configura nuestro mundo relacional y nuestras respuestas están relacionadas con ambos aspectos, quien soy yo y con quien estoy.

La tercera pregunta es “¿A quién tengo como referente interno?” y en función de eso voy a configurarme con él. Y la cuarta pregunta, o mejor dicho afirmación, es “Yo puedo”, es decir, la situación de capacidades estará relacionada tanto con el potencial de mi educación, como de los recursos múltiples de los cuales dispongo.


VACIOS:

- ¿De qué manera puede impactar la imposibilidad de conocer los propios orígenes sobre la salud psíquica?

- Para el desarrollo de una personalidad sana y rica, las figuras de internalización, que configuran la estructura de la personalidad, deben ser figuras de aceptación y amor incondicional. En este sentido, el padre, la madre, los abuelos, los tíos, hermanos, primos…configurarán un universo que estará interrelacionado con el sujeto en la primera infancia y éste será enriquecido por otras figuras de aceptación y amor como son los amigos, maestros, educadores y forjadores de la persona y de su personalidad.

La carencia de figuras fuertes de identidad y la duda con respecto a la identidad biológica puede generar vacíos de identidad existencial que son difíciles de llenar a lo largo de la vida.
Estos vacíos pueden originar menoscabo en la salud emocional y psíquica y lesionar en gran medida a la persona en su personalidad, como también en la reacción o respuesta de identidad personal en relación con el mundo y sus circunstancias.

- ¿Cuáles serían las claves para afrontar de la mejor manera el hecho de conocer en la adultez a los verdaderos padres y familiares?

- En primer lugar, siempre es bueno que el ser humano se entere de su verdadera identidad desde pequeño. En general, los adoptados que se enteran de su verdadero origen cuando son adultos pueden llegar a enfrentar preguntas, dudas, conflictos.

Estas preguntas, dudas, conflictos, darán lugar a resoluciones de un gran capítulo del sufrimiento humano, que son distintas formas de duelo: duelo por el no conocimiento de figuras de afectación y de amor, duelos de identidad, duelos de pertenencia, duelos de pérdida de transmisión de vínculos y valores que son forjadores de la persona y de su personalidad. Es decir, vacíos que deberán ser adecuadamente trabajados para no generar existencias conflictuadas. Y hay que generar, a su vez, nuevos principios de sustentabilidad de la persona que permitan reinstalar dentro de sí misma un proyecto existencial saludable con vocación y sentido de la vida para lograr la autosustentación en su autoestima como en el encuentro con su propia felicidad.


UN DERECHO:

- ¿Siempre es mejor contarle a una persona que es adoptada?

- Sí, es necesario que el niño sepa que es adoptado desde pequeño. Todos tenemos derecho a conocer nuestro origen y nuestra historia, por dura que sea. Sobre todo porque el ser humano desde temprana edad se mueve en círculos sociales -jardín de infantes, primario, etc…- y lo que se da mucho -que daña al niño- es que se entere por boca de otros (que no son su familia adoptiva) de su propia historia.

Los niños deben enterarse de su adopción de boca de sus padres adoptivos, de esta manera no sólo sabrán la verdad sino que adquirirán un lazo de confianza con ellos. Es importante que los padres se nutran de la historia del niño que adoptaron, que sepan responder sus preguntas y que, sobre todo, le expliquen que la adopción no es algo vergonzoso o perjudicial, sino todo lo contrario, es un acto de amor.

En los casos en que el niño adoptado desarrolle problemas emocionales o de comportamiento, los padres siempre deben acudir a un profesional (psicólogo o psiquiatra).
Por el contrario, el ocultamiento puede transformarse en una “tapadera” y ésta generar turbulencias emocionales y pensamientos perturbadores que pondrán siempre en duda la realidad de su devenir biográfico-histórico.


- ¿Qué puede hacer el entorno cercano para acompañar ese momento?

- La familia debe siempre optar por tratar al niño adoptado como familia, porque su lugar es de un miembro más de la familia, sin importar si lleva su sangre o no. No hay que hablarle del tema si el no quiere, ya sus padres se ocuparán más de conversar con él.

Todos los hijos que pertenecen a una familia son hijos del amor, y en clave de amor deberán ser siempre vinculados todos.

En el caso puntual de que por alguna razón alguien se entere de grande que es adoptado siempre es bueno rescatar el agradecimiento para quienes acompañaron el proceso de crecimiento y desarrollo de su persona y de su personalidad, debiendo a su vez trabajar en la resolución del duelo como del resentimiento por no haber dispuesto de la información en su momento y en su lugar.


Por: Doctorvid.com
Imegenes: Web
Arreglos: AC

No hay comentarios:

LinkWithin