sábado, 9 de agosto de 2014

Uganda: La Corte Constitucional anula la ley “Anti-Gay” law annulment

El Tribunal Constitucional de Uganda ha anulado este viernes, por unanimidad, la ley que condenaba a cadena perpetua a los homosexuales y prohibía la existencia de asociaciones de gays y lesbianas, que fue aprobada por el presidente Yoweri Museveni en febrero de este año.


El tribunal ha estimado que la normativa, que elevaba las penas contra el colectivo homosexual hasta la cadena perpetua por la comisión de actos homosexuales "con agravantes", es anticonstitucional, ya que no contó con el mínimo de votos necesarios, al menos el respaldo de un tercio de los parlamentarios presentes en el momento de la votación, cuando se aprobó el pasado 20 de diciembre, según han informado corresponsales de la página Buzzfeed presentes en la sala en el momento de la sentencia.


Tras conocer esta decisión, partidarios de la "ley antihomosexual" aseguraron al diario local New Vision que apelarán la sentencia ante el Tribunal Supremo.

El tribunal responde con su sentencia a la petición de diez activistas de Derechos Humanos, académicos y políticos de la oposición, entre los que figura el exlíder de la oposición en el Parlamento Morris Ogenga Latigo. El Gobierno también había recibido la presión internacional, en particular de EEUU, que anunció sanciones como la prohibición de la entrada al país de las autoridades ugandesas.


MIEDO A UNA OLEADA HOMÓFOBA

Sin embargo, la derogación de la ley no acaba con la persecución de la homosexualidad en el país, ya que todavía se considera delito. La homosexualidad se condena con la cárcel y la normativa de Museveni establecía, además, la cadena perpetua y la prohibición de las asociaciones LGTB. Aunque la decisión permite a los homosexuales volver a hacer su vida normal, no se descarta una oleada de violencia homófoba ante la postura del TC.


Según un estudio de las Minorías Sexuales de Uganda, desde que se votó la ley se ha registrado un incremento del acoso, el chantaje, los desalojos y la tortura hacia los homosexuales. El Proyecto de Refugiados de la Ley también ha visto censuradas varias de sus actividades por "promover la homosexualidad", según el Gobierno.

En la actualidad, muchos países africanos consideran ilegal la homosexualidad y las autoridades, en casos como el de Uganda o Zimbabue, han hecho declaraciones en términos muy agresivos contra dichos colectivos.


Por: Huffingtonpost.es - Agencias
Imagenes: Web
Arreglos: AC

No hay comentarios:

LinkWithin