domingo, 29 de junio de 2014

Ser homosexual en África. Continente hostil. "Being gay in Africa. Hostile continent"

"Decían que iban a librarse del diablo con nuestra muerte"
  • 38 de los 54 países del continente criminalizan la homosexualidad en su legislación
  • Uganda, que aprobó en febrero la conocida como ley antigay, es uno de los peores países para ser homosexual por la persecución política y social
  • Cientos de ugandeses han huido del país desde comienzo de año y muchos de ellos recalan en el campo de refugiados de Kakuma, al noroeste de Kenia, donde su situación no es mucho mejor.
Varios asistentes a una misa clandestina gay bailan al ritmo de la música en Nairobi, Kenia. \ Jon Cuesta

Patrick disfrutaba del día en compañía de su novio en el interior de su pequeño apartamento de una habitación en Kampala, la capital de Uganda. Todo era perfecto hasta que un amigo suyo entró por sorpresa en su casa sin avisar y se encontró a la pareja en situación cariñosa e íntima. "A partir de ahí se desató el infierno para nosotros", recuerda Patrick –nombre ficticio para proteger su seguridad–. El que era su amigo comenzó a gritar y a alertar a sus vecinos de la situación. "Decía que yo era el mismo diablo y que merecía ser linchado".

El bullicio atrajo al lugar al propietario de la casa, que vivía en la zona, mientras muchos residentes del barrio se acercaban y le insultaban por haber alquilado su propiedad a un homosexual. "Para intentar limpiar su nombre, el dueño se justificó diciendo que nunca había sabido que éramos gays y que podían prendernos fuego, pero lejos de su apartamento". La multitud, contagiada por un ataque de ira colectivo, forzó a la pareja a quitarse la ropa hasta dejarles completamente desnudos. "Nos ataron juntos, espalda con espalda, y nos arrojaron un líquido que por su olor enseguida identifiqué como queroseno".

Patrick, consciente de su destino, comenzó a rezar a la espera de que el odio de sus vecinos acabara con su vida y también con la de su chico. Entonces, uno de los líderes del espontáneo grupo les prendió fuego. "La gente gritaba que iban a librarse del diablo con nuestra muerte", relata. Una patrulla de la policía que pasaba por allí se acercó al ver el alboroto y ayudó a apagar las llamas que se extendían rápidamente por los cuerpos desnudos de las víctimas. Paradójicamente, las fuerzas del orden no tenían intención de detener a los agresores. Los policías arrojaron a Patrick y a su pareja a la parte trasera del vehículo policial. Estaban arrestados, pero al menos seguían vivos.

Ambos fueron trasladados al cuartel militar de Mbuya, situado en una colina al sureste de Kampala, donde fueron interrogados y torturados durante dos meses. "Una noche, un soldado me sacó de la celda y me ató los testículos a un ladrillo", recuerda. "Me dijo que nos los necesitaría más porque iba a morir pronto". Días después, Patrick observó que un conocido de su misma tribu trabajaba como vigilante en el cuartel y consiguió idear un plan para escapar de allí y llegar a Kenia. Hoy día sobrevive en el campo de refugiados de Kakuma, aunque busca la manera de ser reubicado en otro lugar. "Aquí he sufrido ya varios ataques porque todos saben que soy gay".

Peligro legal y social

En África, 38 de los 54 países del continente castigan penalmente la homosexualidad y la pena de muerte es aplicada en países como Mauritania, Sudán, Somalia y algunos estados de Nigeria. Los gobiernos nigeriano y ugandés han sido recientemente los últimos en aprobar leyes represivas y homófobas contra este colectivo. En Nigeria, ser gay o lesbiana puede llevarte a la cárcel durante 14 años y en Uganda puede incluso suponer la cadena perpetua.

Aunque, según Eric Gitari, abogado especializado en derechos humanos y director de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de Gays y Lesbianas en Kenia, las leyes no son lo más peligroso. "Los mayores riesgos no son los ataques por parte del Estado ni los arrestos, sino la violencia, el acoso y la discriminación de la propia sociedad", explica Gitari. "Están justificados por una ley inexistente que dice que somos criminales, y por una clase política que decide utilizar su tiempo en el Parlamento para discutir lo que la gente puede y no puede hacer en la privacidad de sus dormitorios".

Eric Gitari, director de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de Gays y Lesbianas en Kenia e incansable activista, teme más a la sociedad que a los políticos y sus leyes. \ Jon Cuesta

En Kenia, la homosexualidad no está aceptada, aunque gays y lesbianas viven más tranquilos que en su vecina Uganda. Por ello, antes incluso de que el presidente de Uganda, Yoweri Museveni, promulgara en febrero de este año la ley antigay, el clima hostil había forzado ya a muchos ugandeses a abandonar su país y buscar en Kenia un lugar seguro como refugiado por orientación sexual. Es el caso de Nick, un joven de 28 años cuyo nombre apareció en las famosas listas negras de homosexuales publicadas por los periódicos ugandeses con el objetivo de estigmatizar y perseguir al colectivo. "Mi propia familia me denunció por ser gay", recuerda. "Fui acosado, detenido y la policía me violó dentro de la cárcel".

Como muchos, Nick consiguió llegar a Nairobi con el objetivo de pedir asilo en algún país occidental y escapar del horror. Desde marzo de 2013 pasa sus días en el campo de refugiados de Kakuma, un árido territorio al noroeste de Kenia. Allí, más de 150.000 refugiados –la mayoría procedentes de las guerras de Somalia y Sudán del Sur– sobreviven a las duras condiciones y al hambre. Pero, para quienes están allí por motivos de orientación sexual, a todos esos ingredientes hay que sumar el acoso y la violencia del resto de refugiados. "Las condiciones no son distintas a las de mi país", comenta Nick. "La gente aquí es muy homófoba y sufro ataques continuos tanto de los refugiados como de la propia policía".

Eric Gitari, director de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de Gays y Lesbianas en Kenia, pudo comprobar en primera persona la situación del colectivo de refugiados por orientación sexual en Kakuma en una reciente visita al lugar. "En los campos, la policía acosa sexualmente y viola a los homosexuales. El año pasado hubo tres muertes no investigadas, y cuando yo estuve en el campo uno más fue envenenado y murió".

Iglesia y homosexualidad

La presión eclesiástica ha sido uno de los principales puntos de apoyo del presidente ugandés a la hora de impulsar esta renovada presión hacia los homosexuales. Buen conocedor de ello es el padre Anthony Musaala, un famoso saderdote ugandés que fue expulsado de la Iglesia Católica de su país el año pasado por escribir una carta pública en la que destapaba escándalos en el seno de la Iglesia. Entre ellos, Musaala hablaba de hijos secretos de sacerdotes, abusos sexuales a menores y de su propia experiencia personal: con 16 años, sufrió abusos mientras vivía interno en un colegio católico en Uganda.

Portada del periódico Red Pepper, que publica la fotografía del padre Musaala y le señala como homosexual.

El padre Musaala fue denostado en su país y acusado de homosexual. Su fotografía fue publicada junto a la de otras tres personas en portada del periódico ugandés Red Pepper días después de la promulgación de la ley antigay, en febrero de este año. "Soy una de las personas más buscadas en Uganda y he tenido que huir porque mi vida corre peligro", comenta.

Es domingo, y nos lo encontramos celebrando una misa clandestina a las afueras de Nairobi, capital de Kenia. No es una ceremonia cualquiera. La música no para de sonar y los participantes bailan y cantan al ritmo de las indicaciones del padre Musaala. La mayoría de los asistentes son refugiados gays que han huido de Uganda y necesitan compartir sus problemas e inquietudes. "Son gente rechazada por la sociedad y por su propia familia, y trato de darles ánimos, consejos y toda la ayuda que necesitan", dice Musaala. La misa, que tiene lugar en una pequeña habitación de un viejo edificio, es un espacio de libertad donde los asistentes pueden ser ellos mismos sin tener que esconderse.

Yassin Senyonga fue perseguido por la policía y repudiado por su propia familia antes de huir a Kenia como refugiado por orientación sexual. \ Jon Cuesta

Yassin Senyonga tiene 31 años y acude a la cita dominical con el padre Musaala y el resto de colegas, que, como él, se refugian por el mero hecho de querer a una persona de su mismo sexo. En Uganda, Yassin tenía su vida encarrilada. Tranquilidad, un buen trabajo como diseñador de interiores en una empresa de Kampala y su pareja, Eric, con el que llevaba saliendo cuatro años.

Un buen día, en el trabajo le avisaron de que Eric había sido agredido y detenido por la policía, y que también le buscaban a él. Sin poder hacer las maletas, Yassin corrió a un lugar seguro para esconderse. En su huída llamó a su madre, pero tuvo que cortar la llamada antes de tiempo. "Me dijo que era un marginado social y el culpable de traer la enfermedad a la familia". Ahora malvive en Nairobi con una pequeña paga que le proporciona ACNUR, la agencia de Naciones Unidas para los Refugiados. Su sueño es pedir asilo en Canadá o algún país europeo, aunque su destino, como el de tantos y tantos como él, es totalmente incierto. "Solo deseo recuperar mi vida".


Por: Jon Cuesta - Eldiario.es

sábado, 28 de junio de 2014

Ezequiel Pocho Lavezzi, el elegido por todos. "Simpatía y Sexy"

¿Por qué nos gusta Lavezzi?

Goycochea, Caniggia, Batistuta, Redondo, Almeyda... y la pregunta se hacía sentir cada vez más fuerte. ¿Y en este Mundial, quién? Había un vacío, una necesidad de comentar.


Era el minuto 37 del primer tiempo cuando el Kun se lesionó y Sabella activaba el cambio. La pantalla de 22 jugadores corriendo atrás de una pelota se transformó y mostraba en primer plano un morocho con un cuerpo profundamente trabajado, con tatuajes que van desde un revolver hasta la Virgen de Lourdes y una enorme sonrisa que eclipsaba.

Era Ezequiel Lavezzi, un jugador que viene ganando terreno en la hinchada masculina y femenina, pero como sucede en todos los aspectos, el Mundial hace que todo lo que sucede se vuelva exponencial.

Las primeras imágenes del delantero de la selección poniéndose la camiseta argentina para entrar a la cancha, sumado a su sonrisa pícara cuando sorpresivamente mojó con agua a Sabella , hicieron que todos/as quedáramos encandilados/as.


La rigidez a la que los jugadores de este seleccionado nos tienen acostumbrados, hizo que muchos festejáramos la desfachatez y el humor con el que este delantero se presentó.

Y de repente Twitter se inundaba de hashtags al estilo #lopartoalavezzi #mundialminitah #quelehariasalavezzi . Los grupos de chats de amigos/as en WhatsApp explotaban de comentarios y fotos que se sabía pasaban de grupo en grupo, entrando todas en un universo futbolístico paralelo completamente adictivo.

Algunos/as subían imágenes de él en cuero, otras querían equilibrar sus hormonas mandando fotos del pasado del jugador del Paris Saint-Germain F.C, había quienes buscaban desesperadas defectos de la mujer que lo acompaña en su vida, y cómo no destacar al grupo de Facebook "Movimiento para que el Pocho Lavezzi juegue sin camiseta" que en sólo 24 horas sumó cien mil adeptos/as.

El cóctel imbatible de reo, gracioso y fachero aparecía para dejarnos a todos/as pasmados/as frente al televisor.

La Argentina festejaba, la selección le ganaba a Nigeria y nosotros/as le dábamos a Pocho la bienvenida a nuestras vidas.


"En el barrio siempre ganaba"

En pleno furor por Lavezzi en la platea femenina, su hermano Diego aseguró que su éxito no es novedad. Igual lo gastó: "Parece que ahora es galán". ¿Su costado bromista? "A un amigo le puso un cohete en el bolsillo, él es así".

La locura del Mundial llegó también a las mujeres, pero no precisamente respecto a lo futbolístico. Muchas conocieron en estos primeros tres partidos a Ezequiel Lavezzi, quien causó furor en la platea femenina por su facha y también por su humor. Hasta se creó un grupo en Facebook llamado "Movimiento para que Ezequiel Lavezzi juegue si camiseta". En plena locura por el delantero, quien salió a hablar fue su hermano Diego, y contó intimidades de la adolescencia del Pocho.


Dijo que su éxito con las mujeres no es novedad: "Ganaba en distintas escalas, acá en el barrio ganaba. Siempre fue caradura", aseguró. "Uno ve que siempre lo siguen las mujeres. Acá lo cargamos porque en Francia salió como el hombre más sexy pero de una revista gay", lo bromeó, y siguió: "Parece que ahora es galán. Son las cosas del crecimiento que ha tenido".

En charla con Rock & Pop, quien además preside el club Coronel Aguirre, de Villa Gobernador Gálvez, se refirió a su costado bromista: "A un amigo le puso un cohete en el bolsillo, él es así. Siempre fue jodón. A mí me tiró uno en la frente. Cuando cazaba pajaritos los soltaba adentro de la casa, para ver cómo volaban".

























Por: Julieta Cayetina - Lanacion.com.ar / Ole.com.ar
Imagenes: Web
Arreglos: Alberto Carrera

viernes, 27 de junio de 2014

Disfunción Eréctil - Sexual Disorders "Erectile Dysfunction"

Ciertos cambios en el estilo de vida pueden ayudar a prevenir el trastorno o mejorar la vida sexual.

La existencia de fármacos para la disfunción eréctil no supone que el tratamiento para los trastornos sexuales deba empezar y terminar con ellos, señalan expertos de la la Escuela de Medicina de Harvard, en Estados Unidos.


"Es importante saber que muchos hombres pueden mejorar e incluso revertir la disfunción eréctil realizando cambios simples en su estilo de vida, como perder peso extra y dejar de fumar, que además potencian la salud global y reducen las posibilidades de desarrollar diabetes, enfermedad cardiovascular y síndrome metabólico", indican los especialistas en un artículo publicado en el blog de salud de la institución estadounidense.

La disfunción eréctil puede producirse por muchas razones, entre ellas por una causa tan simple como el efecto secundario de una medicación en particular. Sin embargo, en alrededor del 75% de los hombres la causa es más compleja, señalan los facultativos de Harvard. Los problemas de erección pueden ser el resultado de una enfermedad vascular, neurológica, diabetes o tratamientos o cirugías asociados a la próstata.

Sea cuál sea el motivo del trastorno, los profesionales de la institución americana apuntan los siguientes consejos para mejorar la salud sexual:


Comenzar a caminar: según un estudio de la Universidad de Harvard, caminar sólo 30 minutos al día se vinculó con un descenso del 41% en el riesgo de padecer disfunción eréctil.

Otra investigación sugiere que el ejercicio moderado puede ayudar a restablecer el rendimiento sexual en los hombres de mediana edad obesos con problemas de erección.


Comer bien: en el Estudio de Envejecimiento Masculino de Massachusetts, comer una dieta rica en frutas, vegetales, productos integrales y pescado, con menos carne roja y procesada y menos productos refinados, disminuyó la probabilidad de disfunción eréctil. Otro consejo: una deficiencia crónica en vitamina B12 podría contribuir al trastorno.


Prestar atención a la salud vascular: la presión arterial alta, los niveles elevados de azúcar en sangre, el colesterol y los triglicéridos elevados pueden dañar las arterias del corazón (provocando ataques cardiacos), del cerebro (causando ictus) y conducir a disfunción eréctil. Los niveles bajos del colesterol bueno y una cintura cada vez más abultada también contribuyen a los problemas cardiovasculares y al mal funcionamiento sexual.


Adelgazar y mantenerse delgado: una cintura en forma es una buena defensa, señalan los expertos de Harvard. Un hombre con una cintura de 106 centímetros es un 50% más propenso a tener disfunción eréctil que uno con 81 centímetros, apuntan los especialistas. Conseguir un peso saludable y conservarlo es una buena estrategia para evitar o superar la disfunción eréctil.


Fortalecer la pelvis: un suelo pélvico fuerte aumenta la rigidez durante las erecciones y evita que la sangre deje el pene al presionar sobre una vena clave. En un ensayo británico, tres meses de ejercicios de Kegel en dos sesiones diarias, que servían para fortalecer estos músculos, combinados con retroalimentación física y consejos sobre cambios en el estilo de vida, como dejar de fumar, perder peso y limitar el alcohol, se obtuvieron beneficiosos resultados.


Por > Doctorvid.com
Imegenes: Web

domingo, 22 de junio de 2014

La Comunidad Homosexual Argentina denuncia a Campagnoli por utilización de fotografías ilegal. Ex Fiscal de lo oscuro e ilícito.

La denuncia fue presentada por la CHA a raíz del empleo de imágenes en casos judiciales de personas travestis y trans, algo que "atenta contra el derecho de que no debe existir información sobre la vida sexual de las personas".


La Comunidad Homosexual Argentina (CHA) presentó hoy ante la Procuración General de la Nación, a cargo de Alejandra Gils Carbó, una denuncia contra el fiscal suspendido José María Campagnoli "por la utilización en casos jurídicos de un álbum de más de 1.500 fotos de personas en las que están incluidos travestis y trans".

Se trata de un álbum fotográfico con 1.500 imágenes de vecinos del barrio Mitre de Saavedra que fue denunciado por la Procuraduría contra la Violencia Institucional (Procuvin), encabezada por Abel Córdoba.


En ese marco, César Cigliutti, presidente de la CHA, manifestó que "es importante que se ponga justicia al sistema judicial" y agregó que "tenemos una larga experiencia de casos donde fiscales y jueces expresan su postura discriminatoria por nuestra orientación sexual e identidad de género".

A través de un comunicado, Cigliuti destacó que "el registro fotográfico del fiscal José María Campagnoli de personas travestis y trans atenta contra el derecho de que no debe existir información sobre la vida sexual de las personas y esto está sólidamente argumentado en nuestra presentación de hoy".


Por su parte, Pedro Paradiso Sottile, secretario y coordinador del Área Jurídica de la CHA, recordó que "desde hace más de 30 años luchamos contra toda forma de persecución, discriminación y exclusión de las personas LGTBI, históricamente vulneradas en sus derechos por la orientación sexual, identidad de género y sus diversas expresiones".

"Es por ello que presentamos esta denuncia para respaldar y argumentar jurídicamente la denuncia por los actos que se atribuyen a Campagnoli", expresó en el mismo comunicado. A su vez, Sottile agregó que esta denuncia apunta a señalar las "terribles consecuencias que tienen en nuestra comunidad estas ilegalidades absolutamente repudiables, que no sólo vulneran el derecho a la intimidad y el honor de toda persona, sino también contribuyen a reforzar criterios arcaicos de peligrosidad y delincuencia, imponiendo el estigma y la homo/lesbo/transfobia en el poder judicial."



Por: Infonews.com
Arreglos: Alberto Carrera

LinkWithin