martes, 2 de junio de 2015

Russia: Valientes activista LGBT Gays contra la opresiva dictadura de Vladimir Putin. Brave gays against oppression

Detienen al líder del movimiento homosexual ruso en la marcha del orgullo gay. Nikolái Alekséyev fue atacado por unos activistas radicales ortodoxos cuando se personó en una céntrica calle para celebrar el acto. Reconoció que le habían denegado por décimo año consecutivo la autorización.


Unos de los líderes del movimiento homosexual ruso, Nikolái Alekséyev y Dmitri Enteo, han sido detenido este sábado al intentar celebrar una marcha de orgullo gay sin autorización del Ayuntamiento de Moscú.

Alekséyev, quien ha confirmado su detención en Instagram, fue atacado por unos activistas radicales ortodoxos cuando se personó en la céntrica calle Tverskaya para celebrar el acto, según informan medios locales.

Otros defensores del movimiento homosexual acudieron en ayuda de su líder, tras lo que se desató una pelea que obligó a las fuerzas del orden a bloquear el tráfico en esa arteria que conduce a las inmediaciones del Kremlin.


También fueron detenidos otros conocidos activistas homosexuales como Dmitri Enteo, que fue trasladado a comisaría en un furgón policial, y varios ultranacionalistas que les agredieron.

Recientemente, Alekséyev reconoció que las autoridades moscovitas le habían denegado por décimo año consecutivo la autorización para celebrar la marcha de orgullo gay.

Con todo, dijo que recurriría dicha decisión ante los tribunales, aduciendo que supone una violación de los derechos humanos, y recalcó que «la marcha se celebrará en cualquier caso».


Desde 2006, Alekséyev ve rechazada su solicitud para celebrar una marcha del orgullo gay, pese a lo cual algunos activistas salen a la calle y se enfrentan a los ultranacionalistas y radicales ortodoxos, lo que suele desembocar en choques violentos y detenciones.

Rusia prohibió en 2013 la propaganda de la homosexualidad entre los menores de edad, una ley que las minorías sexuales consideran una flagrante violación de su libertad de expresión.

Según una reciente encuesta, un 37 % de los rusos cree que la homosexualidad es una enfermedad que se debe curar.


El artículo 121 del Código Penal de Rusia, que sancionaba con penas de cárcel las prácticas homosexuales, no fue abolido hasta 1993, año en que también se dejó de considerar la homosexualidad como una enfermedad mental.






















Por: Agencia EFE - abc.es
Imagenes: Web
Arreglos: AC

No hay comentarios:

LinkWithin