sábado, 24 de diciembre de 2011

HOMOFOBIA SACERDOTAL

COLEGA DENUNCIA LA “HOMOFOBIA SACERDOTAL” EN LA PROVINCIA.
Voluntarios del colectivo visitarán al sacerdote de Huelma para hacerle entrega de la “Guía Breve para Conciencias limpias” El pasado fin de semana Manuel García, párroco de Huelma, se negaba a aceptar a un homosexual como padrino en el bautizo de una bebé por estar casado por lo civil con otro hombre.

Ante la polémica surgida desde el Obispado de Jaén recuerdan los requisitos que ha de cumplir aquella persona que desee ejercer como padrino, ciñéndose al canon 874 del Derecho Canónico. “ha de ser católico, estar confirmado, haber recibido ya el sacramento de la Eucaristía y llevar una vida congruente con la fe y con la misión que va a asumir”.

Desde COLEGA, el colectivo provincial de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, recuerdan la nota emitida por la Conferencia Episcopal Española en 2004 donde el máximo órgano de la Iglesia en España dejaba claro que “Las personas homosexuales, como todos, están dotadas de la dignidad inalienable que corresponde a cada ser humano. No es en modo alguno aceptable que se las menosprecie, maltrate o discrimine. Es evidente que, en cuanto personas, tienen en la sociedad los mismos derechos que cualquier ciudadano y, en cuanto cristianos, están llamados a participar en la vida y en la misión de la Iglesia”

Teniendo en cuenta el caracter religioso del homosexual discriminado, desde COLEGA consideran injustificada la decisión del sacerdote y aprovechan el caso para recordar los 2 casos anteriores de “homofobia sacerdotal” en la provincia, ocurridos en 2004-2005 en los municipios de Alcalá la Real y Guarromán.

Para Gonzalo Serrano, presidente de COLEGA-JAÉN, “aquellos casos eran comprensibles, pocos meses antes de la aprobación de la ley del matrimonio igualitario y en un momento de máxima tensión mediática. Era comprensible, pero no ético, que algunos sacerdotes decidieran discriminar a algunos de sus ‘fieles’ más fieles, animados por los mensajes mezquinos que lanzaban algunos personajes de la Iglesia Católica, y de otros sectores sociales”.

Sin embargo desde el colectivo se muestran sorprendidos de este nuevo caso de homofobia en su provincia: “En todos sitios quedan personas homófobas, y en la Iglesia también, sin embargo nos cuesta entender que un sacerdote, a sabiendas de contar con tantos fieles e incluso ‘compañeros de filas’ homosexuales, persista en la discriminación y el fomento del odio en vez de propagar los mensajes de amor y respeto que anuncia el Evangelio”.

En los próximos días varios voluntarios de COLEGA van a visitar a este párroco para mantener una entrevista y hacerle entrega de la “Guía Breve para Conciencias Limpias”, al igual que han hecho con otros muchos párrocos y catequistas de la provincia en los últimos 5 años con el fin de hacerles entender que la fé cristiana y la homosexualidad son compatibles.

Para COLEGA “estas reacciones por parte de sacerdotes son fruto de la ignorancia y la homófoba más burda, pero a pesar de ellas seguimos confiando en el avance de las mentalidades, aunque somos conscientes de que en la Iglesia Católica los cambios son más lentos que en el resto de la sociedad, basta con ver la persistencia de la discriminación institucional de las mujeres en su seno”

SENSIBILIZACIÓN EN IGLESIAS:

Desde COLEGA-JAÉN recuerdan los esfuerzos que el colectivo viene realizando para acabar con la homofobia en las iglesias de la provincia de Jaén.

“En el año 2007 mantuvimos una reunión con el actual obispo de Jaén, Ramón del Hoyo, y encontramos una buena persona, comprensiva y tolerante. Desde entonces venimos visitando parroquias de toda la provincia, para entrevistarnos con los sacerdotes y hacernos entender”.

En COLEGA insisten en la importancia de esta labor: “sabemos que el mayor sufrimiento hoy en día lo padecen los jóvenes homosexuales de familias conservadoras y creyentes; además en muchos casos los jóvenes, o incluso algunos progenitores, acuden al párroco en busca de consejo, y es el momento donde un sacerdote debe tener claro que la homosexualidad es algo natural, aceptado por otras iglesias cristianas y por muchas personas en el seno de la propia Iglesia Católica”.

GUÍA “CONCIENCIAS LIMPIAS”

Esta guía explica algunas cuestiones básicas sobre la homosexualidad que han sido malutilizadas por parte de la Iglesia Católica y malinterpretadas durante siglos por creyentes desinformados.

Muchas iglesias han enseñado a sus fieles que no se puede ser a la vez cristian@ y expresar amor por otra persona del mismo sexo en una relación sexual, porque creen que la Biblia lo condena. Sin embargo la Biblia es reflejo de su contexto histórico, momentos pasados en los que se daba mucha importancia a la reproducción en las sociedades antiguas. En las épocas descritas en el Antiguo Testamento los pueblos se enfrentaban a diario a peligros para su supervivencia personal o grupal. Por
este motivo rechazaban y condenaban formas de sexualidad extrañas en apariencia a la institución tradicional de la familia.

Muchas veces se ataca a los homosexuales utilizando 2 pasajes del Antiguo Testamento para referirse a la homosexualidad: el “Levítico” y la historia de “Somoda y Gomorra”.

El Levítico contiene una larga lista de mandatos entre los que se encuentran “la prohibición de que los hombres se acuesten los unos junto a los otros” y “el derecho a poseer esclavos siempre que sean comprados en una nación vecina”. Es sorprendente que sólo el mandato referido a la homosexualidad sea aún tenido en cuenta, mientras que los otros no se toman en serio.

En cuanto a Somoda y Gomorra, en ninguno de los pasajes bíblicos donde se menciona la destrucción de ambas ciudades se dice nada sobre la homosexualidad. Hay quienes creen que Dios las destruyó porque sus habitantes intentaron violar a viajeros que solicitaron hospitalidad, y no por la homosexualidad.

Por su parte en los Evangelios, ya en el Nuevo Testamento, tampoco se dice nada sobre la homosexualidad, si bien se enseña la importancia del amor y el compromiso en las relaciones. En cambio en los Evangelios sí se condena a los fariseos por ceñirse a la ley e ignorar que ésta ha de servir a un objetivo más elevado, algo que parecen olvidar algunos párrocos integristas.
Por último sí encontramos una referencia explícita en las cartas de San Pablo, quien condena la práctica en los templos paganos de relaciones sexuales entre hombres heterosexuales y hombres que se prostituyen, indicando que este comportamiento es idólatra porque usa a los seres humanos como objetos.

COLEGA Y LA RELIGIÓN:

COLEGA se define como una asociación aconfesional que lucha por el derecho de todas las personas a tener sus propias creencias y expresarlas libremente, siempre que ello no atente contra los derechos de otras personas.

En especial desde COLEGA apoyan a las personas homosexuales con creencias religiosas que sienten rechazo o sufren discriminación en el seno de sus iglesias y comunidades, y para ello abogan por el diálogo con representantes religiosos así como con las comunidades de base.

“Tenemos el convencimiento de que es necesario fomentar la tolerancia y el respeto hacia las personas homosexuales en el seno las diferentes religiones, y por ello queremos luchar con la desinformación y los prejuicios que aún muchas personas tienen en las comunidades religiosas.”

MAPA DE LA HOMOFOBIA SACERDOTAL EN LA PROVINCIA DE JAÉN:

- 2011 diciembre – HUELMA
Manuel Garcia, parroco de Huelma, prohibe que un hombre homosexual casado apadrino a un bebe en su bautizo, a
pesar de cumplir los 2 requisitos que la Diócesis indica: estar confirmado y bautizado.

- 2004 diciembre – ALCALÁ LA REAL
Francisco Pérez, sacerdote en Alcalá la Real, niega la comunión a una pareja de hombres en el funeral de la madre de uno
de ellos.

- 2005 enero – GUARROMÁN
Domingo García, sacerdote en Guarromán, niega la comunión a un hombre por haberse inscrito como pareja de hecho en el registro de la Junta

POR: ELLIBREPENSADOR
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin