domingo, 3 de noviembre de 2013

El protagonismo de pene con sus distintos escenarios en el cine. "Un miembro tabú por excelencia" "Film a Cock".

La películas que lo han tenido a él como protagonista a propósito de la cinta 'La justa medida'. En el mundo del cine porno, el pene requiere de un ‘performance’ que tiene que estar muy por encima del resto de los mortales. Y en este escenario es normal verlo hacer todo tipo de acrobacias, aberraciones o actos de amor. Pocos actos son tan íntimos como una buena felación. Pero cuando el pene se hace presente por fuera del universo del porno, de esa galaxia que legitima y encierra los placeres, fetiches y todo tipo de vejaciones, el pene es un completo extraño, el miembro tabú por excelencia.




La película colombiana ‘La justa medida’ aborda el tema del pene desde la perspectiva del hombre mismo, con sus inseguridades y miedos, y también con humor. A raíz de su estreno citamos algunos escenarios donde el pene, por fuera de las producciones triple X, se ha hecho notar.


‘Boogie Nights’ de Paul Thomas Anderson (1997)

Retrata las peripecias de un hombre joven en la industria porno de los años 70 y 80. La película se basa en la carrera de John Homes, actor estadounidense al que la Providencia lo dotó de un enorme miembro, un misterio que no tiene una cifra confirmada pero que ronda entre los 25 y 28 centímetros. Su ritmo de vida lleno de alcohol y cocaína lo llevó a la ruina, cuando ya no podía mantener en pie a su ‘furioso tigre’ y mucho menos, ‘despertarlo’ a la hora que tocaba entrar en acción.

‘Boogie Nights’ cuenta con un elenco lleno de estrellas rutilantes como Burt Reynolds, Julianne Moore, John C. Reilly, Don Cheadle, Heather Graham y Mark Wahlberg. Una de las escenas que hicieron historia fue cuando Wahlberg (Dirk Diggler) se mira al espejo, se baja su pantalón, y deja ver a su monstruo diciendo “I’m a big brighter star” (soy una gran estrella luminosa). El final de una película con un cartel increíble.


A Clockwork orange – La Naranja mecánica  de Stanley Kubrick (1971)

Si bien en esta producción no hay una referencia explícita al pene de una persona, todo gira alrededor de las perversiones de Alex. Cómo olvidar la cantidad de muebles fálicos que hay en la escenografía y la orgía que se ve mientras suena la obertura de Guillermo Tell de Rossini. Sin duda, una obra magistral de Kubrick.


El ataque del pene mutante del espacio exterior de Daniel Moreno (2007)

“Esta película está rodada en 3D Penevisión” es el primer anuncio de este cortometraje español, una clara referencia al cine Serie B que se hizo popular en Estados Unidos. Su título es contundente, al igual que su reseña en YouTube:

"El Dr. Dickinson, un reputado científico, se transforma en un enorme pene humano al exponerse a radiación Gamma mientras se masturba en el retrete espacial de la nave en la que viaja. Movido por un sobrehumano instinto sexual llega a la tierra sembrando el terror."


‘Shame’ de Steve McQueen (2011)

Para la fecha en la que apareció esta película Michael Fassbender ya era toda una celebridad en Hollywood. Había sido un joven Magneto en la entrega ‘X-Men: Primera Generación’, estaba por aparecer en ‘Prometheus’ y era recordado por su papel en ‘Inglorious basterds’ de Tarantino.

Fassbender se le midió entonces a encarnar a Brandon, un adicto al sexo que tiene una relación truculenta con su hermana. La crítica lo aclamó por este rol, que exhibe cómo se toca fondo en una adicción de este tipo. Su ‘desnudo frontal’ causó sensación, y algunos creen que le costó su nominación al Oscar.


Snakke med min hane – Diálogo con mi pene de Lars Von Trier

El director danés es recordado por películas como ‘Los idiotas’, ‘Bailarina en la oscuridad’, y más recientemente ‘Melancolía’. Tras dirigir a Nicole Kidman en el filme ‘Dogville’ de 2003, el director pensó en renunciar a su futuro en el cine a raíz de la complicada relación con la actriz australiana. Según relata el medio español ‘El Mundo Today’, tras un año de depresión Von Trier decide coger de nuevo una cámara: “estaba orinando cuando me quedé fijamente mirando mi pene. Lo agarré hasta que se puso muy rojo y pensé: aquí hay una película”.

El resultado es Snakke med min hane, un monólogo de tres horas donde el danés se desnuda frente a la cámara y cuenta su relación de amor y odio con su pene.


The Brown bunny de Vincent Gallo (2003)

Este filme independiente ganó mucha atención de la prensa por su escena de sexo explícito al cierre de la producción. En ella, la actriz estadounidense Chloë Sevigny le hace una gran felación a Vincent Gallo, filmada a mano con una cámara de 16 mm. La carrera de director solo produciría un largometraje más, pero su enorme pene quedó para la posteridad en la delicada boca de Sevigny.


‘The crying game’ - Juego de lágrimas - de Neil Jordan (1992)

Este filme, ganador del Premio Oscar a Mejor guión original en su edición número 65, desató polémica con la historia de un voluntario del IRA que cae enamorado de la novia de una persona que secuestró y murió.

Una escena revela lo que podría ser el mayor terror de un hombre heterosexual: un hombre rudo que huye de su pasado en el IRA termina de tomarse un trago con una morena en un bar. Han salido un par de veces y todo parece indicar que hay amor a primera vista. Deciden ir a la cama. En medio del desnudo, él se percata que a ella le cuelga un soberbio pene entre las piernas. El machismo aprendido en la guerra cederá ante el embate del amor. ‘Juego de Lágrimas’ le dio una fama efímera al transexual Jaye Davidson e incluso le valió una nominación a Mejor actor de reparto en los Oscar.

Si tenes una lista de películas de que yo no tenga en cuenta mandame un email a gayapolineo@gamil.con los nombres y yo me encargo de arreglar el resto.


Por: Eltiempo.com
Imágenes: Web
Arreglos: Alberto Carrera

No hay comentarios:

LinkWithin