domingo, 6 de enero de 2013

MUJERES AMANTES, LA SUPLENTE.........CRÒNICA DE VIVIR DE MENTIRAS Y ENGAÑOS

Mujer errante, mujer amante. Las segundas y las suplentes en la vida de hombres comprometidos. ¿Qué es lo que lleva a estas mujeres a vivir en un mundo de mentiras y engaños?


Mujeres que toleran vivir en las de penumbras, aman intensamente, perdonan una y otra vez a hombres que mantienen una relación paralela. ¿Cuáles son los motivos?

A lo largo de la historia el concepto de amante se ha sobreentendido como una mujer o compañera que tiene una relación amorosa con un hombre durante un período de tiempo prolongado y que no es la esposa o novia de tal, es decir resulta ser la tercera en la historia.

Es por eso que la Licenciada en psicología Francesca Angeloni afirma que: "Para que exista una amante tiene haber una persona que quiera ser amante". Casualmente las mujeres que se conforman con ser las segundas, son mujeres que poseen una autoestima sumamente baja. 


Como decía Arthur Schnitzler:" En toda relación erótica, los amantes intuyen siempre la verdad, y sin embargo se empecinan en creerse todas las mentiras". Ellas saben perfectamente que jamás podrán ocupar el lugar que tanto anhelan y jamás dejarán de ser las otras. "Pero aún así se empeñan en seguir con ese hombre que la mantiene en la sombra, le miente y la cosifica porque en algún punto tienen la esperanza de ser las elegidas", recalcó la Licenciada Angeloni.

"Cuando lo conocí, a simple vista deduje que tenía una familia casi perfecta pero nuestro afer comenzó a aflorar día tras día y logramos mantener una relación paralela de casi diez años. Hasta que decidimos tener hijos. Fue allí donde todo se nos fue de las manos”, contó Flavia (43).

Bajos infinitas excusas como: conmigo encontró lo que en su casa no encontraba, sólo está con ella por sus hijos, yo traté de dejarlo pero él dice que me ama, conmigo no tiene compromisos, el amor y la felicidad no depende de un título social y su familia ya estaba destruida antes que yo llegará, la mujer se coloca en un círculo vicioso que parece no tener fin.


"Quizás el hecho de haberme quedado embarazada de mi amante implicó un deseo mutuo de permanecer unidos para siempre pero cuando esto salió a la luz él tomó conciencia de lo que había hecho y cayó en una profunda depresión. Ahora hay dos familias destruidas", narró con mucho pudor Flavia (43).

El mito de que la amante es una hembra con la que se tiene el mejor sexo, donde el hombre no se siente atado a nada rompiendo su rutina diaria, donde todo es más distendido y sin perturbaciones, es totalmente falso. Es por eso que la Licenciada Angeloni dice: "Uno también puede ser amante de su esposo o esposa, eso implica un trabajo diario donde no hayan factores que rompan el deseo. La idea es generar situaciones que revitalicen el vínculo y eso se logra única y exclusivamente con mucha fortaleza".

La pregunta es la siguiente: ¿Las mujeres que tienden a relacionarse con hombres casados pueden algún día ser las únicas? Según el análisis de la psicóloga la respuesta es: absolutamente. "Cuando la autoestima de la mujer se fortalece, ella se anima a dejar de ser la amante. Renuncia al juego, a la cosificación, a lo oculto y es allí cuando sale del sometimiento, que no es más que un pegar fuerte", comentó Francesca.



"Fui capaz de soportar aventuras a escondidas, mentiras, promesas falsas y una realidad ficticia pero siempre lo hice por amor", compartió Flavia (43) y agregó: "Cuándo su familia se enteró de nuestra relación pensé; ¿No será entonces tiempo de pensar, que decir `te amo´, no es suficiente?. Por amor somos capaces de todo pero siempre me hubiese gustado ser la primera".


POR: Muriel del Barco / MDZOL.COM
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin