sábado, 23 de agosto de 2014

Viudas e hijos del rock and roll la nueva ficción de Sebastián Ortega. Maricota y el debate.

Viudas e Hijos, el debate: llaman "maricota" a gay, Juan Minujín es Segundo, un joven de más de 30 años que oculta sus preferencias sexuales por miedo “al que dirán” en su familia de alta sociedad. Su propio hermano, lo trata de manera discriminativa.


Con solo cuatro capítulos al aire, la nueva tira de Telefe entró en una polémica sobre los homosexuales. 

A sólo una semana del inicio de "Viudas e hijos del rock and roll", que inició el pasado lunes con 24 puntos de rating, ya comenzó la polémica por ciertos diálogos en la ficción de Sebastián Ortega. 

El debate dio su punta pie inicial cuando en un capítulo se generó la polémica porque el personaje de Juan Minujín, que representa a un homosexual que reprime su vida ante una familia de la alta sociedad pero con muchas deudas, fue llamado “maricota” por el de Ludovico Di Santo. 


Ocurrió durante una cena de los Arostegui, el personaje de Verónica Llinas en la piel de Inés Murray Tedín recordó a un tío que era gay. Todos comenzaron a reír y contar distintas anécdotas hasta que la mujer termina la conversación con una polémica frase: "No se rían que es una enfermedad". 

La charla puso incómodo a Segundo (Juan Minujín), quien aún no blanqueó su elección sexual a su familia, excepto su hermano Nacho (Ludovico Di Santo) quien lo apoda "maricota" cuando están en privado. Incluso, se casa con una mujer para ocultar sus verdaderos sentimientos.

A la comunidad homosexual les resulta ofensivo y discriminativo el término usado en la tira y sigue el transcurso de los capítulos para ver cómo se trata el delicado tema en la televisión.


En los números, la nueva apuesta de Telefe viene bien y lo que se dice en TV muchas veces suele quedar en el vocabulario usado por adolescentes y tampoco es adecuado tocar el tema de los gays como una “enfermedad” o burlarse de las elecciones sexuales de las personas. 

No es la primera vez que la homosexualidad es llevada a la ficción. Las últimas historias fueron tocadas por Pol-ka de una manera más seria y sin faltar el respeto. Una de ellas fue en "Farsantes", con la relación entre los personajes de Julio Chávez y Benjamín Vicuña. Otra fue en “Sos mi hombre” donde Gimena Accardi y Luciana González Costa enamoraron con su romance entre Brenda y Marisa. Y también hay que destacar el papel que jugó Arturo Puig como padre gay de Adrián Suar en “Solamente vos”. 


Ortega ya había tocado el tema de los gays, de una manera más seria sin perder la comicidad, en “Graduados”. Allí, Juan Gil Navarro fue Willy, un joven que estuvo en el closet hasta cumplir los 30 y confesarse ante sus compañeros de colegio. Habrá que ver ahora si todo sigue igual o si de alguna vez por todas se quita el estigma de reflejar a las historias de los homosexuales de una manera más igualitaria. 


Lalo Mir. Se llama Roby y encarna a un locutor icónico de la radiofonía argentina, que marcó un antes y un después en la difusión del rock nacional. Un referente para toda una generación. Sin embargo, la historia comienza el día de su muerte. Tiene una familia "bien", pero tuvo una hija extramatrimonial y en sus últimos años vivió un affaire con la mejor amiga de su hija mayor. Un escándalo que puso fin a su relación con su hija. Hizo de su radio una gran empresa.

Paola Barrientos. Después del suceso de Graduados, la actriz vuelve a protagonizar una tira de Underground y es inevitable la remembranza de su rol en esa telenovela. Sin embargo, su nuevo papel no tiene nada que ver con aquel. Se llama Miranda, es hija de Roby, a quien admiraba profundamente. A ambos los unía la pasión por la música y eran muy unidos hasta que un día Miranda descubrió que él tenía un romance con su mejor amiga, Sandra. Desde entonces se alejó para siempre.


Julieta Ortega. Es Sandra, la ex mejor amiga de Miranda y la última mujer de Roby. Considera que es la única que sabe cómo manejar la empresa que dejó el difunto.

Juan Minujín. Es el esposo de Miranda. Polista, de una familia acomodada. Se llama Segundo Arostegui. Significó la puerta de entrada hacia la alta sociedad para Miranda, lo que la ayudó a olvidarse de su pasado y de su padre.

Luis Machín. Es el suegro de Miranda, Emilio Arostegui, un hombre de pretensiones aristócratas que intentará convencerla de que deje las acciones de la radio que heredó de su padre en sus manos y en las de su otro hijo, Nacho. Quiere aprovechar el negocio para cubrir sus propias deudas.


Mex Urtizberea. Abogado y mejor amigo de Roby. Es el que guarda sus secretos después de su muerte y buscará cumplir con su última voluntad: que sus dos hijas se reúnan.

Damián De Santo. Se llama Diego y es DJ. Fue el amor de la adolescencia de Miranda. Se conocieron en un verano en Villa Gesell y se enamoraron perdidamente. Inspirados por la música, pasión que los unía, se tatuaron la fecha de su encuentro en Buenos Aires (la referencia a la letra de "Será" de Los Rancheros es inmediata: "con alfileres y con tinta china nos tatuamos para siempre"). Pero nunca se encontraron: él tuvo un accidente en el camino y ella lloró bajo la lluvia. Nunca más se vieron, pese a que él siguió yendo cada año en la misma fecha al punto de encuentro. Al comienzo de la tira él estará por casarse con su novia, Susana, pero mirando las noticias se entera que la hija del famoso Roby no es otra que su amada Miranda.


Griselda Siciliani.Es Susana, la novia de Diego, la chica linda del barrio de clase media en el que ambos viven.

Fernán Mirás. Es Rama, el mejor amigo de Diego. Un filósofo de la música, se enamorará de Vera.

Celeste Cid.La hija no reconocida de Roby. Se llama Vera y es convocada para hablar de la herencia por Lalo, el apoderado legal y único conocedor de su existencia.


Por: Claudia Seta - Diario26.com
Personajes.lanacion.com.ar
Imagenes: Web
Arreglos: AC

No hay comentarios:

LinkWithin