miércoles, 21 de marzo de 2012

ANDROPAUSIA MASCULINA

Los secretos de la menopausia masculina

Aunque pasa desapercibida en muchos varones, hay señales inquívocas de andropausia. Cómo reconocerlas y vivir mejor


La andropausia es el proceso que atraviesa el hombre producto de la declinación fisiológica normal de testosterona, la principal hormona masculina. El término que deriva del griego pausia significa cesación,  aunque a diferencia de la mujer no hay un verdadero cese de las funciones reproductivas. En el hombre este proceso es muy lento y no se percibe en forma brusca, por lo que pasa desapercibido para muchos individuos.
A medida que pasan los años todos los hombres presentan una declinación progresiva en el nivel de testosterona pero esta caída es muy gradual y puede comenzar en la quinta década o más adelante.


La velocidad de esa caída es variable en cada uno y es por eso que se puede encontrar a hombres de 80 años que tienen valores aceptables de hormona masculina, mientras que otros de 50 tienen niveles muy bajos.
El nivel de reconocimiento de los síntomas por parte del hombre está vinculado a la velocidad con la que se da el proceso y el valor hormonal del cual se parte.  Muchos hombres perciben cosas y las minimizan, aprendiendo a convivir con los síntomas, o los atribuyen a la edad misma, a ciertas enfermedades o medicamentos, generando un retraso en la primera consulta.


Los síntomas que puede tener un hombre afectado de niveles bajos de testosterona pueden ser muy variables pero en general se trata de pérdida de fuerza y masa muscular, debilidad, osteoporosis, irritabilidad, disfunción sexual, pérdida de la libido, sofocos, anemia y cambios metabólicos en el peso, presión arterial, glucemia, colesterol y triglicéridos.
Para el doctor Uriel M. Pragier, Médico Especialista y Sexólogo Clínico del Consultorio de Endocrinología y Metabolismo  Dr. Eduardo Faure & Equipo, es importante destacar que  existen cambios observados en la esfera sexual, que no se deben necesariamente a la caída de testosterona,  sino que se atribuyen a la edad misma o a aspectos sexológicos. A su vez, otros síntomas que podrían atribuirse a la andropausia pueden estar relacionados con otras enfermedades que el varón puede tener.

Con el avance de la edad hay otras hormonas que comienzan a descender y pueden provocar algunas de estas manifestaciones, como la hormona de crecimiento y la llamada hormona de la juventud,  dehidroepiandrosterona (DHEA).
La consulta a tiempo al especialista es fundamental ante la sospecha de andropausia, cada caso es particular y es posible dar respuesta a los síntomas con importante beneficios para el paciente y su vida sexual.

Aspectos psicológicos

 A la mayoría de los hombres les cuesta admitir que existe un problema y, muchas veces, los médicos ni siquiera han pensado que la causa puede ser un bajo nivel de testosterona.

Desde niños han escuchado que "los hombres no lloran" y frases por el estilo que los han llevado a no hablar sobre sus problemas. Sin embargo, es fundamental desahogarse y pedir ayuda sin tomar en cuenta prejuicios machistas que les provoquen una dura carga de ocultar sus dudas y sensaciones.


Cruzar la barrera de los cincuenta y experimentar un brusco cambio de personalidad, disminución de fuerza física y potencia sexual, impulsa a algunos hombres a buscar soluciones mágicas para volver a la juventud. Sin embargo este no es el camino, se debe asumir cada etapa como es y buscar la mejor manera de disfrutarla.

Es imprescindible que tanto el médico como la familia apoyen y acompañen a aquellos hombres que hayan sentido los rebotes de la andropausia, sobre todo para desmitificar ciertas creencias y desterrar los sentimientos de vergüenza.







POR: DIARIOUNO.COM.AR
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin