jueves, 1 de marzo de 2012

ESPAÑA: PRIMANDO LA SANDEZ

Se estudian sanciones para el colegio que rechazó al hijo de una pareja homosexual. Colegas afirma que debe primar el interés del menor. La Consejería de Educación deberá comprobar si se ha producido un caso de discriminación al negar una plaza al hijo de tres años de una pareja homosexual. En caso de que se confirme, Colegas estudia la posibilidad de pedir a la junta la retirada de la licencia y de la homologación de los estudios que imparte el colegio.

La Federación Andaluza de Asociaciones de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (Colegas) está estudiando la posibilidad de pedir a la Junta de Andalucía la retirada de la licencia y de la homologación de los estudios que imparte el colegio Yago School, si la Consejería competente confirma que se ha producido un caso de discriminación al negar una plaza al hijo de tres años de una pareja homosexual.

El presidente de dicha asociación, Rafael Moral Escudero, ha insistido en que "ante todo prima el interés del menor" por lo que, si el centro quiere que sus alumnos sigan teniendo certificados oficiales de sus estudios, "tendrán que aceptar la norma más básica del juego que es no discriminar".

La plataforma Actuable se encargó de denunciar que el niño de tres años fue rechazado por pertenecer a una familia homoparental. El centro comunicó a la familia del cierre de plazas, pero los padres finalmente descubrieron que no era cierto al enviar una solicitud anónima sin indentificarse como matrimonio homosexual.

Colegas ha denunciado los hechos a la Consejería de Educación y al Defensor del Pueblo andaluz, José Chambizo. Ha solicitado igualmente una reunión con el consejero del ramo, Francisco Álvarez de la Chica, y es que, según el presidente: "es incomprensible que un centro en cuyos estatutos se declara como laico actúe de este modo".

En este sentido, fuentes de la Delegación Provincial en Sevilla han confirmado que, tras recibir el escrito de denuncia, la inspección educativa de la Administración autonómica va a iniciar una investigación sobre los hechos.

Entretanto, instan a que se produzca un cambio en la normativa para impulsar la acción inspectora y proceder así a tener un mayor control en el ámbito de la escolarización. Inciden además en que ésta es una petición que persiguen desde hace cinco años y "no se trata de una modificación que tenga que pasar por el Parlamento, sino que la Consejería tiene competencias suficientes para abordar ese cambio".

Además, Escudero ha augurado que desde este momento el colegio va a comenzar "una campaña de silencio total", y va a intentar acogerse a la libertad que tiene como centro privado de vetar a alumnos pero, asegura, "ese argumento vamos a tumbarlo porque hay una colisión de derechos con la no discriminación, que es un derecho constitucional de máxima categoría".

"Debe primar el interés del menor", ha insistido Escudero añadiendo del mismo modo que si la Junta resuelve que éste es un caso de discriminación "vamos a pedir la retirada de la licencia y homologación en dicho centro".

Para Colegas lo ocurrido es "una muestra más de los nuevos y terribles retos que aún tienen que afrontar las familias homoparentales en una sociedad que aún no los reconoce como iguales al resto de familias y, sobre todo en instituciones privadas, procede a una clara discriminación en función de la orientación sexual de los progenitores".


POR: TERRA.ES
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin