miércoles, 19 de diciembre de 2012

INGLATERRA: GUERRAS SANTAS DE LA HOMOFOBIA

Gran Bretaña: piden eximir al Islam del matrimonio gay. Los líderes islámicos del Reino Unido pidieron hoy al Gobierno que exima al islam en la legislación que legalizará los matrimonios homosexuales, igual que ha hecho en el caso de la Iglesia de Inglaterra.


El secretario general del Consejo Musulmán Británico (MCB, en inglés), Farooq Murad, denunció "discriminación" hacia la religión mahometana en el proyecto de ley anunciado la semana pasada por el Ejecutivo, que explícitamente "prohíbe" a la Iglesia Anglicana oficiar esas bodas.

La nueva ley, que ha desatado una tormenta política y religiosa en el Reino Unido, legalizará los casamientos gays, si bien ofrecerá a las diferentes religiones la prerrogativa de negarse a oficiarlos.

Así, las religiones y templos religiosos que sí acepten casar a homosexuales, tendrán que solicitarlo expresamente, como garantía para preservar la libertad de credo.


Sin embargo, en el caso de la Iglesia de Inglaterra -la oficial de este país, que expresó gran oposición a la iniciativa-, estará expresamente "prohibido" que acoja bodas entre parejas del mismo sexo, al mantenerse vigente una ley canónica que define el matrimonio solo entre "un hombre y una mujer".

Los musulmanes consideran que esta "prohibición expresa" para los anglicanos supone una discriminación respecto al resto de religiones que, como la suya, se oponen tajantemente a las bodas gays.

En declaraciones recogidas por la agencia local PA, Murad dijo que "nadie en su sano juicio debe aceptar una ley tan discriminatoria".

El líder del MCB, que supervisa medio centenar de escuelas y mezquitas en el país, adelantó que solicitará una reunión con la ministra de Cultura, Maria Miller, para pedirle que "la legislación sea enmendada para ofrecer exactamente la misma exención a todas las religiones".

El primer ministro, David Cameron, ha puesto su liderazgo en riesgo al abogar personalmente por una ley que ha suscitado una gran oposición en sus propias filas conservadoras, donde varios diputados han criticado que no tiene "mandato" para redefinir el matrimonio.


La ley sobre los matrimonios homosexuales, que debe entrar a trámite parlamentario a principios del año próximo, ha despertado también la fiera oposición de varias religiones, especialmente la Iglesia Anglicana y la Católica, pero al mismo tiempo ha sido muy bien recibida por los sectores más progresistas del protestantismo, como los cuáqueros.




POR: INFONEWS.COM
ARREGLOS FOTOGRÀFICOS: ALBERTO CARRERA



No hay comentarios:

LinkWithin