martes, 30 de julio de 2013

Repercusiones en la comunidad homosexual tras los dichos del Papa Francisco. "Two Face"

Francisco aseguró que no juzga a los homosexuales, aunque cuestionó el "lobby gay". Fue durante una conferencia de prensa en su vuelo de regreso a Italia. Sus dichos causaron sorpresa y fueron objeto de crítica de diversas entidades. El papa Francisco aseguró ayer que no juzga a las personas homosexuales, pero condenó, no obstante, el denominado "lobby gay" al ser interrogado por periodistas en vuelo de Alitalia que lo condujo de regreso al Vaticano, tras su paso por Río de Janeiro.


"Si una persona es gay pero busca al Señor con buena voluntad, ¿por qué debería yo juzgarlo? El problema no es tener esa tendencia, sino de constituir un lobby", expresó.

Diversas entidades defensoras de los derechos de los homosexuales opinaron sobre los dichos del Sumo Pontífice tanto en la Argentina como a nivel internacional.

El presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), César Cigliutti, sostuvo que nota "un cambio de actitud" del papa Francisco respecto de los homosexuales, pero aclaró que el lobby "no es bueno ni malo, lo hace también la Iglesia vaticana".

"Lo hacemos con periodistas y políticos. Hacemos un lobby gay, revindicamos nuestro trabajo", expresó, y manifestó que "lo que hizo (Jorge) Bergoglio en su momento también fue un lobby en contra del matrimonio homosexual" en Argentina.

En ese sentido, el presidente de la CHA sostuvo que "el lobby es parte de la política, no es bueno ni malo. También lo hace la iglesia vaticana. Es un hecho, no es una apreciación mia. Sin embargo, reconocemos que las declaraciones del Papa bajan la intensidad al enfrentamiento que tenía con las organizaciones gay", destacó Cigliutti.

Por su parte, desde la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT) manifestó en un comunicado que "si bien desde un lugar misericordioso el Papa vincula la diversidad sexual con los lobbys, la mentira y la estafa, en el fondo no ha cambiado la posición de la jerarquía vaticana de no juzgar a las personas homosexuales".

El titular de la FALGBT, Esteban Paulón, destacó que no hay que olvidar que "este mismo papa que hoy dice no juzgarnos es quien llamó a una guerra en Dios contra el plan del demonio que suponía la ley de Matrimonio Igualitario" y consideró que "ese tipo de declaraciones, proviniendo de lo más alto de la jerarquía de la Iglesia Católica sólo promueven el odio y la discriminación".

En tanto, puertas afuera de la Argentina, el colectivo gay uruguayo Ovejas Negras consideró hoy "positivas" las declaraciones del papa Francisco en las que dijo no condenar a los homosexuales y las definió como "un destello de luz en la oscuridad".

"Esta posición es mucho más contemplativa y el tono es más suave que el que históricamente ha tenido la Iglesia Católica respecto a los homosexuales", afirmó a Efe la portavoz de esta organización y primera abogada transexual de Uruguay, Michelle Suárez.

La activista consideró, sin embargo, que el colectivo homosexual aún es "prudente", sin dejar de lado el "optimismo" para que mejore la actitud de la Iglesia ante la homosexualidad.

"Me parece que son muestras de buenas intenciones por parte del Papa y el discurso parece el germen de un inicio de cambio, pero habrá que ver si con el tiempo esto se plasma en actos concretos", recordó.

El líder de la Asociación salvadoreña Entre Amigos, William Hernández, evaluó que la Iglesia católica debería crear un espacio de discusión y acompañamiento a la comunidad homosexual y dejar de contradecirse en su postura hacia este grupo. "Como miembro de la comunidad (gay) y como católico creo que la Iglesia tiene que dar un espacio de discusión, evangelización, de acompañamiento a la gente gay, lesbiana y trans", indicó.

El Papa "dice que no nos puede criticar por un lado, pero por otro se muestra reaccionario al decir que sí está en contra de los que defendemos los derechos, eso me parece que no tiene sentido", agregó Hernández.

Destacó que no sólo en el "lobby gay hay gente mala", ya que en todas partes, hasta en la política y la misma Iglesia "hay gente mala". "En todas partes hay gente (...) que busca agendas personales y no busca agendas colectivas (...) pero no es exclusiva para las organización de LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros)", enfatizó.

En Colombia, Catherine Castellano, líder LGBTI del movimiento político Progresista consideró "positivamente sorprendentes" las declaraciones del papa en el sentido de que los homosexuales no deben ser discriminados.

"Es un acercamiento y para nosotros la reacción es muy positiva", aseguró a Efe la colombiana Yuri Espitia, líder de la iglesia Casa Abba Padre LGBT, una comunidad "espiritual" que se define como una "iglesia cristiana inclusiva".

La directora ejecutiva de DignityUSA, la mayor organización de católicos homosexuales de EE.UU., Marianne Duddy-Burke, aseguró que este es un "cambio de tono amable" por parte de Francisco y que aprecian "su compromiso con los pobres y los marginados, puesto que nosotros somos una comunidad marginada y esperamos que nos reconozca como tal".

"Espero que esto se materialice en una comunicación más directa con la comunidad LGBT (lesbiana, gay, bisexual y transexual) católica y con nuestras familias en todo el mundo", indicó Duddy-Burke.

Entre tanto, Miguel Soria, abogado de la comunidad LGBT de México, dijo que para quienes no profesan la religión católica, la opinión del papa sobre su colectivo les tiene "sin cuidado", pero que la Iglesia "nunca se ha distinguido por apoyar a la población lésbico gay", más bien se ha dedicado a "atacar, marginar y excluir".

VIDEO:




POR: INFONEWS.COM
FOTOGRAFÌA: WEB
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin