miércoles, 23 de abril de 2014

Corea del Norte descalifica por gay a Michael Kirby de la ONU. Kim Jong-un ..... cuando la falta de argumentos se suple con insultos.

Corea del Norte dedicó hoy insultos como "viejo lujurioso" a Michael Kirby, presidente de la Comisión de Investigación de la ONU sobre este país, en un inusual ataque a la homosexualidad del magistrado que denunció las violaciones de derechos humanos de Pyongyang.


Kirby "es un viejo lujurioso que dejó sonados casos de homosexualidad durante más de 40 años y ahora, aunque tiene más de 70 años de edad, está impaciente por casarse con otro maricón", sentenció la agencia estatal norcoreana KCNA en un comunicado de su página en español.

El juez australiano, que reconoce abiertamente su homosexualidad, reiteró el pasado viernes su petición al Consejo de Seguridad de la ONU de remitir al Tribunal Penal Internacional (TPI) los abusos a los derechos humanos de Corea del Norte revelados en el último informe de la Comisión que preside.


En su ataque a Kirby el régimen de Kim Jong-un mostró su lado más conservador al afirmar que un "pájaro" como él "no puede existir en la RPDC, donde reinan la idea sana y la ética noble".

Sobre el informe presentado en febrero por la Comisión, el comunicado norcoreano lo considera "inventado" para favorecer los intereses de EEUU y criticó que haya sido redactado sobre los testimonios de refugiados norcoreanos en el extranjero "sin comprobar su veracidad".

El informe denuncia que en Corea del Norte se producen "exterminio, asesinato, esclavitud, desapariciones, ejecuciones sumarias, torturas, violencia sexual, abortos forzosos, privación de alimentos, desplazamientos forzosos de población y persecuciones por motivos políticos, religiosos o de género".


La Comisión de Investigación de la ONU, que no logró entrar en el país para examinar la situación de primera mano, redactó el documento a partir de 240 testimonios directos de víctimas y testigos, entre ellos 80 supervivientes de estos campos de trabajo conocidos como "kwanliso".

Entre 80.000 y 120.000 prisioneros políticos, según el informe, permanecen actualmente recluidos en cuatro grandes campos de trabajo donde son privados de alimentos como forma de control y castigo, y sometidos a trabajos forzosos.

Kirby ha solicitado en numerosas ocasiones que el caso sea llevado ante el Tribunal Penal Internacional (TPI) al asegurar que el texto aporta pruebas suficientes.


Como Corea del Norte no es país signatario del Estatuto de Roma este tribunal no puede iniciar una investigación hasta que sea requerida por el Consejo de Seguridad de la ONU, algo que de momento es imposible debido al veto de China, principal aliado del régimen de Kim Jong-un.


Por: Agencia EFE - Noticias.terra.com.ar
Fotografìas: Web
Arreglos: Alberto Carrera

No hay comentarios:

LinkWithin