jueves, 4 de agosto de 2011

MURIÒ RUDOLF BRAZDA, EL ÙLTIMO SOBREVIVIENTE GAY DEL HOLOCAUSTO.


Se trata de Rudolf Brazda, un alemán naturalizado francés que estuvo cerca de tres años preso en Buchenwald por su sexualidad y tuvo que llevar un triángulo rosa en el pecho.


Rudolf Brazda, el último superviviente de los "triángulos rosas", los homosexuales internados en campos de concentración durante la Segunda Guerra mundial, murió mientras dormía el miércoles a los 98 años en Bantzenheim (este de francia), informaron fuentes locales.

Nacido el 26 de junio de 1913 en Sajonia, Alemania, en el seno de una familia checa de habla alemana, Brazda tenía 20 años cuando Adolf Hitler llegó al poder y que los nazis endurecieron el "Párrafo 175", la ley que penalizaba la homosexualidad.

Brazda vivía abiertamente su homosexualidad por lo que estuvo preso dos veces en las cárceles nazis en virtud de una ley que prohibía "la fornicación entre hombres" , hasta que fue deportado al campo de Buchenwald (centro de Alemania) en agosto de 1942 por haber mantenido relaciones homosexuales.



Brazda fue uno de los autores del "Itinerario de un triángulo rosa", donde rememoró sus 32 meses en el campo de concentración, el trabajo forzado, la omnipresencia de la muerte, los golpes, las vejaciones.

En Buchenwald, que fue liberado en abril de 1945, estuvo obligado a llevar un triángulo rosa, símbolo con el que se estigmatizó a los homosexuales. Dijo haber sobrevivido gracias a que tuvo “un poco más de suerte que los demás” y gracias a su amistad con un capo comunista.

Tras la liberación del campo en 1945, se instaló en Francia con su nuevo amor, Edouard Mayer, con quien convivió más de 50 años hasta su muerte en 2003. "Después de la guerra, tuve una vida muy feliz. Ya no estábamos obligados a escondernos, como antes, cuando se nos consideraba anormales. Pero gracias a Dios, hoy somos libres. No hay nada como la democracia", afirmó en una entrevista.

En junio ingresó en una residencia de Bantzenheim y fue nombrado caballero de la Legión de Honor por el gobierno francés en abril del año pasado.

Brazda salió del anonimato cuando Alemania inauguró en 2008 un monumento para homenajear a los "triángulos rosas" y proclamó que sólo quedaba vivo un único testimonio del horror.

Un mes más tarde, fue el invitado de honor de la "gaypride" berlinesa. Vistiendo una camisa rosa, depositó una flor ante el nuevo memorial en presencia del intendente de la capital alemana, Klaus Wowereit, también homosexual.

Más de 50.000 homosexuales fueron condenados bajo el régimen de Hitler en virtud de un código penal derogado en 1969. Sin embargo, esta condición sólo fue totalmente despenalizada en Alemania en 1994.


POR: TN.COM.AR
FOTOGRAFÌAS: WEB
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin