martes, 4 de septiembre de 2012

EEUU: OBAMA BUSCANDO EL VOTO GAY Y LATINO

Demócratas acuerdan apoyar matrimonio gay, reforma migratoria y libertad Cuba. Los demócratas aprobaron hoy una plataforma no vinculante con las líneas maestras del partido para los próximos cuatro años que incluye el respaldo al matrimonio homosexual, el compromiso con una reforma migratoria en EE.UU. y promover más libertad en Cuba y Venezuela.

 
La plataforma fue votada por los 6.000 delegados del partido tras la apertura de la convención que se celebra en Charlotte (Carolina del Norte) hasta el próximo jueves y en la que el presidente estadounidense, Barack Obama, será nominado oficialmente candidato a la reelección.

Los demócratas han querido enfatizar que su plataforma es totalmente opuesta a la que aprobaron los republicanos durante su convención de la semana pasada en Tampa (Florida) en asuntos sociales como el aborto y el matrimonio homosexual, así como en política impositiva y sanitaria.

Sobre el matrimonio homosexual, la plataforma apoya al "movimiento para asegurar un igual tratamiento bajo la ley a las parejas del mismo sexo" que a las heterosexuales.

Pero también reconoce la "libertad de las iglesias y entidades religiosas" para decidir cómo administrar el matrimonio como un sacramento sin interferencia del Gobierno.

Obama se pronunció por primera vez públicamente a favor de que los homosexuales puedan casarse en mayo pasado.

En materia de inmigración, el partido busca promulgar una reforma migratoria integral, un objetivo con el que "los demócratas están profundamente comprometidos".

La reforma exigiría a los inmigrantes indocumentados "ajustarse a la ley, aprender inglés y pagar impuestos" si quieren optar a la ciudadanía, y respondería a un sistema de visados que "mantenga a las familias juntas y respete la ley".

Los demócratas piden la acción del Congreso como única vía para convertir ese modelo en "permanente".

En política exterior, el partido se compromete a "seguir impulsando una forma de gobernar más transparente y responsable" en Latinoamérica, y en particular a promover "una mayor libertad en Cuba y Venezuela hasta que todos sus ciudadanos disfruten de los derechos universales que merecen".

Un segundo Gobierno de Obama "continuará" la política de remesas y flexibilización de viajes hacia Cuba, para "apoyar el deseo del pueblo cubano de determinar libremente su propio futuro".

Prevenir la expansión de armas nucleares en el mundo es otro de los puntos relevantes en política exterior y, para ello, los demócratas consideran que se necesita una mayor presión sobre Irán y Corea del Norte.

El partido subraya, además, su compromiso "inquebrantable" con la seguridad de Israel.

Por otro lado, en materia económica la promesa es extender los recortes fiscales a las familias con ingresos inferiores a 250.00 dólares anuales y subir los impuestos a los estadounidenses más ricos.

También luchar "por medidas que fortalezcan la recuperación (económica) y creen empleo ahora", así como trabajar "para expandir el comercio libre y justo" en Latinoamérica e impulsar unas relaciones económicas "robustas" con el Caribe.

La plataforma reafirma, asimismo, el respaldo "fuerte e inequívoco" al derecho de la mujer al aborto.

Incluye también la defensa de la reforma aprobada por Obama que establece el seguro médico obligatorio para garantizar una atención sanitaria "accesible" a todo el mundo y "de calidad".

Ninguna ley es perfecta y los demócratas están dispuestos a trabajar para mejorarla, pero siempre bajo los parámetros aprobados en 2010.



Obama busca doble conquista, voto 'gay' y latino.

Aparte de los hispanos y los indecisos, los homosexuales son otro grupo que Barack Obama tiene que tener de su lado a solo 63 días de las elecciones. La razón es que en el país hay 11.7 millones de “gays” y dentro de este grupo hay también hispanos, por lo que si Obama logra atraer su voto sería una doble conquista para el Partido.

Desde Texas llegó a Charlotte  un grupo de delegados hispanos, que a su vez, forman parte de National Stonewall Democrats, que defiende los derechos de la comunidad Lesbiana Homosexual, Bisexual y Transexual (LGBT).

¿Cuál es tu idea para una mejor nación?

Al menos 470 delegados homosexuales están en Carolina del Norte. Se trata de alrededor de 200 delegados homosexuales más, que en el 2008.

¨Me sentí muy orgulloso del Presidente cuando dijo que las parejas del mismo sexo podían casarse, aunque tenemos bastante para luchar, mayormente en estados como Texas donde la constitución prohíbe los matrimonios del mismo sexo¨, sostuvo Eduardo Juárez delegado de Texas y miembro de Stonewall.


Juárez dice ser demócrata por convicción porque el presidente Obama y el Partido tienen políticas inclusivas.  Esto, en referencia al anuncio que hiciera Obama sobre el apoyo a las bodas homosexuales, durante una entrevista con ABC, en mayo.

Por su parte, Elías Olivares, del capítulo de Texas de Stonewall dice que está ansioso de escuchar a Obama el jueves, porque este año se incluyó en la agenda demócrata la aceptación del matrimonio homosexual y es el único Partido que los acepta sin tapujos.

Esta inclusión marca la filosofía demócrata porque aunque siempre se ha tratado de un Partido con apertura hacia los “gays”, nunca lo había hecho oficialmente. 

Contrastes en Charlotte

Irónicamente, este fervor por los derechos homosexuales se respira durante estos días en un estado que rechazó una enmienda constitucional para permitir el matrimonio  homosexual en mayo.

Según un estudio del Pew Hispanic Center, un 59% de los hispanos en Estados Unidos defienden los derechos homosexuales.

Asimismo, el estudio puso de manifiesto que el 80% de los hispanos cree que los homosexuales son discriminados.

Con los homosexuales es Obama quien tiene las de ganar y no Mitt Romney. Por esto grupos de homosexuales republicanos y Log Cabin que apoya la libertad individual han instado a los republicanos a escuchar las demandas de los homosexuales y defender el matrimonio “gay”.

Sin embargo, Romney y su gente saben que este tema es un arma de doble filo. Pues más allá de las convicciones religiosas del candidato republicano, ganar el voto homosexual le restaría el respaldo conservador, apoyo crucial para Romney que tiene solo el 30% del voto latino.

En ese sentido, para los republicanos no es tan fácil decir, “Yes, We Can”.


POR: AGENCIA EFE / TERRA.COM.AR
ARREFLO FOTOGRÀFICO: ALBERTO CARRERA


No hay comentarios:

LinkWithin