sábado, 19 de mayo de 2012

LEVANTANDO CABEZA

América lucha por el matrimonio igualitario.

En junio de 2011 viajé a la cosmopolita ciudad de San Pablo, Brasil, para cubrir la marcha del orgullo gay más grande del planeta. En plena Avenida Paulista, una mañana de lloviznas molestas, de a poco se congregaron 40.000 personas para dar forma a una manifestación tan masiva, alegre y pacífica como nunca había presenciado. Banderas, globos, disfraces de todo tipo y camiones con música agitaban la consigna de ese año: "Ámense los unos a los otros, basta de homofobia". Los asistentes estaban tan felices como firmes en sus exigencias, y cuando se cruzaban con una argentina como yo, la felicitaban por haber aprobado la Ley del Matrimonio Igualitario, en julio de 2010; algo para ellos por ese entonces impensado. Pero meses más tarde, el Superior Tribunal de Justicia de Brasil dio el gusto a todos los que pedían igualdad. Se aprobaron las bodas civiles entre personas del mismo sexo, y así tuvieron derecho a casarse parejas gays y lesbianas. Por eso este año, cuando en junio tenga lugar una nueva Parada Gay, seguramente la fiesta será con creces la "mais grande do mondo".


En Latinoamérica, la tendencia la había marcado México D.F. La ciudad azteca fue la primera en aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo, el 22 de diciembre de 2009, mediante la reforma del Código Civil, y otros países están aún tratando el tema.

En Colombia, por ejemplo, la situación es intermedia. En abril de 2011 la Corte Constitucional reconoció el derecho a herencia en parejas homosexuales y se está estudiando el matrimonio y la adopción por parte de parejas de mujeres.

Mientras tanto en Chile, uno de los países más conservadores respecto al tema, continúa sin tratarse el asunto, a pesar de que el 25 de junio del año pasado más de 10.000 personas salieron a las calles y marcharon por Santiago para exigir que el Parlamento trate, al menos, la unión civil y la ley antidiscriminación.

Cruzando el charco, el 28 de junio de 2011 se presentó la campaña "Uruguay por el matrimonio igualitario". Hubo un acto en Montevideo, y figuras charrúas de la talla de Natalia Oreiro, Víctor Hugo Morales y Eduardo Galeano se hicieron presentes para apoyar la causa.

Ahora que Barack Obama pasará a la historia como el primer presidente negro de Estados Unidos y el primero que apoyó abiertamente el matrimonio gay, puede que el país del norte esté también más cerca de concretar ese logro, sumándose a una tendencia que ya pesa en el Continente Americano.

Hasta el momento, sólo Iowa, Nuevo Hampshire, Massachusetts, Connecticut, Vermont y Nueva York aprobaron el matrimonio gay, mientras que en otros seis estados solamente se permite la unión civil.

El juez Raúl Zaffaroni escribió respecto al matrimonio igualitario: "Los discriminados levantan la cabeza, asumen su condición, la reivindican y reclaman el reconocimiento de su dignidad". Algo que, como muestra la nota de tapa de Newsweek de esta semana, Obama ya tuvo que hacer en su momento debido a su condición afroamericana. Si le servirá o no para alcanzar la reelección aún está por verse, pero es probable que su posición sea un paso adelante para alcanzar la igualdad de las personas en toda América. Un camino con mucho por andar en cada país, pero también con mucha gente dispuesta a transitarlo.


POR: Cecilia Martínez Ruppel. NEWSWEEK.COM
ARREGLO FOROGRÀFICO: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin