jueves, 13 de octubre de 2011

CÀNCER DE PRÒSTATA Y LA VITAMINA E

El consumo diario de vitamina E aumenta el riesgo de cáncer de próstata.
Más del 50% de los varones estadounidenses mayores de 60 años toman suplementos diarios de vitamina E, un régimen que se recomendó hace tiempo porque se pensaba que podría reducir el riesgo de sufrir cáncer.

Sin embargo, un estudio en el que han participado casi 35.000 hombres de EEUU, Canadá y Puerto Rico acaba de demostrar que esta creencia no sólo no era cierta sino que, además, puede ser errónea. Al parecer, la toma diaria de vitamina E aumenta un 17% las posibilidades de padecer un cáncer de próstata.

La investigación (SELECT) que arroja estos resultados y que publica la revista 'Journal of American Medical Association' (JAMA) comenzó en 2001 con el objetivo de evaluar la posible relación entre la ingesta de selenio y de vitamina E y el cáncer. Los participantes fueron asignados de forma aleatoria a cuatro grupos distintos: 8.752 tomaron selenio (200 mg/día); 8.737 consumió vitamina E (400 IU/día) -IU es la unidad internacional en la que vienen medidos estos suplementos-; 8.702 recibieron ambos compuestos y 8.696 tomó un placebo.

Según explican Eric Klein, jefe del Instituto Glickman Urológico y Renal de la Clínica Cleveland, que ha coordinado el trabajo, y su equipo, "tras siete años de seguimiento observamos que el riesgo de desarrollar cáncer de próstata era un 17% más alto en aquellos hombres que tomaron sólo la vitamina E que en el resto".

De hecho, aunque este tipo de tumor apareció con mayor frecuencia en los grupos que tomaban suplementos que en los del placebo, el incremento sólo fue estadísticamente significativo en el caso de la vitamina E. Las diferencias entre grupos comenzaron a aparecer a los tres años de estudio, lo que sugiere que los efectos sobre la salud de estos compuestos son a largo plazo y se mantienen en el tiempo.

"Parece que los hombres no obtienen ningún beneficio de tomar suplementos diarios de vitamina E (en esas cantidades) y, en algunos casos, hasta puede ser perjudicial", afirma el doctor Klein, experto en cáncer de próstata. Aunque los investigadores insisten en que es necesario realizar más investigaciones para estudiar la relación entre este tipo de agentes y el cáncer, señalan que sus datos "tienen importantes implicaciones para la salud pública", dado que el 23% de los hombres que toman a diario vitamina E lo hace en las cantidades que parecen perjudiciales (400 IU), cuando lo recomendado es de 22,4 IU diarios (que equivale como a unos 15 mg).

El cáncer de próstata es uno de los de mayor incidencia en los hombres estadounidenses. Aunque se suele detectar a tiempo, con posibilidades de curación, la enfermedad deja efectos secundarios que afectan al aparato urológico, al intestino, a la sexualidad, etc. La prevención de este tipo de tumor, señalan los autores, sigue siendo un reto de salud pública.

POR: ELMUNDO
ARREGLOS FOTOGRÀFICOS: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin